Cerveza Artesana contra cerveza industrial.

Cerveza Artesana contra cerveza industrial.

La cerveza se ha fabricado de la “misma” forma durante miles de años, es un proceso extremadamente laborioso y que los fabricantes realizan con cariño desde tiempos inmemoriales para garantizar el trago perfecto.

Desde que la humanidad decidió abandonar el nomadismo para poder cultivar y abastecerse de alimento de una forma más o menos garantizada son muchos los ejemplos de la importancia de la cerveza en la historia, desde los sumerios, pasando por los egipcios  y la edad media, hasta nuestros dias.

Históricamente se fabricaba de forma individual, cada pequeño fabricante pub o taberna elaboraba su propia receta, cosa que de alguna forma cambió con la llegada de la ley de pureza alemana en 1516, ya que se trata de la ley redactada más antigua sobre calidad en la alimentación, y trata específicamente sobre la fabricación de cerveza. Así que no hay duda que la cerveza ocupa un lugar importante en la historia de la humanidad.

Con la llegada de la fabricación de cerveza a gran escala durante la revolución industrial la cantidad de cerveza fabricada aumento dramáticamente, pero la calidad de la cerveza descendió a los abismos.

La cerveza artesanal se fabrica a la antigua y artesana usanza, mientras que en las fábricas modernas de cerveza comercial industrial el concepto es fabricación masiva a gran escala. Debido a las grandes cantidades de cerveza que necesitan sacar al mercado estos grandes gigantes de la producción, el control de calidad y el uso de ingredientes de primera calidad han sido reemplazados por la producción masiva y el control de gasto efectivo.

En estas grandes fábricas se tiende a utilizar los ingredientes más baratos, incluyendo maltas de segunda fila, lúpulo de baja calidad y agua tratada químicamente para elaborar grandes cantidades de cerveza a un bajo coste especialmente comparado con el coste de elaborar cerveza real.

Los fabricantes de cerveza artesana, se enorgullecen de los ingredientes que utilizan, seleccionando maltas de primera calidad y los lúpulos necesarios para aportar el sabor y aromas a la cerveza que desean fabricar. Debido a esto la calidad de la cerveza artesana es considerablemente mayor que las cervezas fabricadas por los grandes gigantes corporativos.

La diferencia principal entre la cerveza artesana y la cerveza comercial es básicamente el sabor, cuando pruebas una cerveza artesana, estas dando un sorbo al duro trabajo y la dedicación de un fabricante que ha puesto toda su pasión y saber hacer para que puedas disfrutar de un producto único y fresco.

Mientras la cerveza industrial puede ser totalmente plana, o saber a nada, una cerveza artesana bien elaborada puede llegar a ser un arco iris de diferentes sabores y matices digna de ser saboreada como el mejor de los vinos. Los fabricantes de cerveza artesana dedican una gran cantidad de tiempo perfeccionando cada uno de los barriles que salen de su fábrica, asegurándose de la gran calidad de un producto del que poder mostrarse orgullosos, y sobretodo que tú el consumidor de cerveza artesana puedas disfrutar tanto de tu cerveza como él ha disfrutado de la fabricación.

Si quieres saber de que estamos hablando, no lu dudes, prepara la tarjeta de credito y pidenos ya nuestro pack cerveza artesana gran categoria, compuesta por algunas de las mejores cervezas artesanas del planeta.

 

Posicionamiento web | Catandocerveza.com © 2015